el estado mental |"Los últimos días de roger lobus" | Por robert juan-cantavella

“(…) Hay un tierno encuentro entre Calderón de la Barca y Freddy Krueger. Hay drogas para parar un tren, historias de la puta mili, reflexiones sobre el heavy metal y batallas épicas construidas con ceros y unos. Hay un ácido sentido del humor que atraviesa la novela de costado a costado, pero que no por ello desactiva, más bien cataliza de un modo extrañamente hermoso, un sentido ejercicio de duelo (…)”